Cuando nos hablan de las infografías nos viene a la cabeza el uso de la ilustración para representar ideas, pero no es la única forma de hacerlo. El uso de la fotografía en presentaciones o infografías puede ser una herramienta muy potente. Y en algunos casos, imprescindible a la hora de hacer X infografía.

¿Cuándo es interesante su uso en las infografías?

infografía con foto de bicicleta

Cuando hablo del uso de la fotografía en una infografía no quiero limitar el uso exclusivo de la misma. Lo más interesante es saber mezclar una foto con ilustraciones o iconos. En mi opinión es la clave para que una infografía esté completa. Una imagen vale más que mil palabras pero sin el texto que guíe y otros elementos, el tema queda demasiado limitado a esa fotografía que quieres incluir.

En el tema de la alimentación hay que destacar el producto fresco y jugar con una fotografía del mismo es muy apetecible. Y de ahí partir en la creación de iconos o ilustraciones que las acompañen.

Una cosa que me gustaría destacar son los montajes. El hecho de tener una imagen (una fotografía) no tiene porqué limitarnos la creatividad. Siempre que el resultado se entienda, no hay límites.

Mezcla de ilustración y fotografía

Cuando hablo del uso de la foto en una infografía no quiero limitar el uso exclusivo de la misma. Lo más interesante es saber mezclar una fotografía con ilustraciones o iconos. En mi opinión es la clave para que una infografía esté completa. Una imagen vale más que mil palabras pero sin el texto que guíe y otros elementos, el tema queda demasiado limitado a esa fotografía que quieres incluir.

Infografía con una fotografía de tomate

Detalles a tener en cuenta a la hora de utilizar fotografías

  • El estilo de la fotografía tiene que encajar en el conjunto de la infografía. La paleta de colores, la tipografía, los iconos, la foto, etc Todo es un conjunto.
  • La fotografía tiene que ser concreta con el tema a tratar. Si quieres hablar de un tipo de verdura específica, utiliza una fotografía de esa verdura, no incluyas una foto con todo tipo de alimentos.
  • La calidad es lo más importante. Si no tienes una foto de calidad, mejor buscar una alternativa (la ilustración).

Todo esto son pequeños detalles a tener en cuenta a la hora de incluir una foto en tu diseño. Si se hace bien, puede quedar una infografía muy interesante.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.